LA AMARGURA

 

Por: J. Eduardo Sandoval L.

 

La amargura es un veneno incrustado en el alma, brota de un corazón frustado, herido, rechazado, la amargura se detecta en una persona que esta llena de negativismo, es posible que se haya dado por estar lleno de envidia, o por no ver rsultados positivos en su vida, la margura puedo ser causa de un dolor no curado, por la muerte de un ser querido, por una traicion, divoricio, fracaso, tabien se puede dar por el echo de ver un familiar o hijo preso en los vicios, o la maldad.

"Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados". Hebreos.12.15

 

Las causas de la amargura del alma, en una persona puede haber sido consecuencia de un resentimiento, contra alguien, por falta de perdón, por no haber podido terminar una profesion, obtenido un empleo, por no haber tenido hijos, por rechazo de los padres o en cualquier otro evento de la vida, falta de amor, por un divorcio, inseguridad, o bajo autoestima. es urgente liberarse de lo que le afecta, para evitar cosas peores.

¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? Santiago 3: 11


Las personas que sufren de amargura, necesitan aprender a olvidar el pasado, ante todo perdonar, ser agradecido con Dios, por estar vivo y pedir al Eterno sane tu corazón y le de fuerzas y animo para salir adelante. Si es tu caso suelte esa carga ante el Señor Jesucristo, y liberate, renuncie a esa atadura que cauza males en tu vida.

Observo que algunas personas amargadas les falta brillo en la vida, viven quejandose de todo y todo lo complican, en todo lo lado solo ve lo malo, no sabe disfrutar en las cosas sencillas, todo lo ven negativo; les falta libertad de sus vidas, considero que si viven con amargura es porque estan atadas a algo del pasado.

Por eso es para mi la salidad a todo es el orar, la oracion nos trae solución; Un ejemplo la mujer Samaritana.

"Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas". Mt 6:14,15,

"No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta" Filipenses 4:17.

El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas.Sal 147:3

Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. 2Cor 3:17

Haga esta oración.

 

Señor Jesús, tu me amas tanto y tu misericordia me alcanza, amado Jesús tu sufriste desprecio, traición, moriste por mi, me perdonaste y hoy me limpias el alma, mi corazón de toda herida, amargura, gracias; Padre nuestro que estas lleno de gloria y poder, perdóname los pecados, perdobame por la falta de perdón o el haber guardado rencor contra alguna persona, quiero estar libre, anule por favor toda tristeza, soledad, queja,o de derrota.

Sabiendo que su voluntad es pura y perfecta, eres proveedor de mi sanidad, prosperidad, paz y gozo. Padre perdóname por no haber entendido y aplicado antes esta verdad de su Palbara, por haber escuchado algunas veces decir que los tiempos difíciles para mi eran los castigos tuyos, hasta hoy he permitido la amargura, perdoname por dudar de su misericordia, perdóname oh Dios; en este momento me perdono a mi mismo y te pido me limpies y llenes con tu precioso Espíritu Santo, recibo paz y amor.

 

Perdono a mis padres por las veces que provocaron heridas en mi corazón, o cuando sufri por no recibir el apoyo que necesitaba; perdono a mis padres por las veces que me castigaron o me hirierón con sus palabras, sea quitado todo resentimiento de mi vida en el nombre del Señor Jesucristo. tambien me libero y perdono a toda persona que me haya herido, le suelto a esa persona tambien.

Extiendo el perdón a mis hermanos familiares, amigos y enemigos, a los que me han odiado, rechazado, engañado en los negocios o en el amor, los que me han ultrajado o hablado mal de mi, los que me han robado en la economía. Jn 15:12


Corto o anulo toda palabra mala que dije contra cualquier persona, en el nombre del Señor Jesús.

La reconciliación y perdón son supremamente importantes, tanto para nuestra relación con la sociedad, como también para mantener una buena comunicación con DIOS.

 

"Pero yo digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio, y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego". Mateo 5. 22-24


Lo dicho es clarísimo, no se deben tener disgustos con los hermanos, ni se le debe dar apodos, ni mucho menos declarar términos despreciativos o que hagan daño; Cuando no existe dominio propio es muy probable que se caiga en estas situaciones, y lo que se debe hacer es pedir perdón ante DIOS, y a la persona que se ofendió. Decir necio, fatuo, es desatar esa situación en la vida del señalado. Que peligroso es cuando no se frena la lengua. Prov 18-21

Dios en últimas entiende nuestra situación humana, y dice en Efesios. 4-26,27. " Airaos, pero no pequéis, no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deís lugar al diablo".
Lo que DIOS esta diciendo es que no mantengamos la ira si siquiera un día, para así no caer en pecado, porque la consecuencia de ello es que se le dá paso al diablo.

Por que esto: porque según la palabra hay, veces en que la ira se vuelve pecado

a) Cuando la ira es fuerte e incontrolable
b) Cuando le hace daño a una persona
c) y según Efes 4, cuando la guardamos por mucho tiempo.

Nuestro Señor JESUCRISTO dice: Mateo. 6-14, "porque si perdonamos a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre Celestial"


Siendo así lo dicho por el Señor JESUCRISTO, entonces cuando nosotros perdonamos a otros las ofensas, DIOS quita de nosotros ofensas que habíamos cometido en contra de otros.
Muchas veces, nos ofenden repetidas veces, que podemos decir: bueno que DIOS haga justicia o DIOS le castigue, pero esto no sería lo correcto, de acuerdo a lo dicho por NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO,

"Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?
Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos.
A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.
Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.
El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.
Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes.
Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.

Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.
Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado.

Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste.

¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?

Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.
Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas". Mateo, 18-21,24

 

Cuando Pedro le dice; " Señor Cuantas veces perdonare a mi hermano que peque contra mi". La respuesta del señor es sencilla para que nosotros la podamos entender, y es siempre, asi que quiso decir fue, siempre debemos perdonar, sin importar la cantidad de veces que haya de hacerlo.

En Efesios, 4-31, Manda el Señor que quitemos o limpiemos de nosotros toda amargura, enojo, ira, gritería, maledicencia y toda malicia. manda que seamos benignos y misericordiosos y que andemos en perdón unos con otros.

Pero también manda el Señor que no juzguemos a nadie, parece que cuando se juzga a alguien, esa crítica tiene un tamaño o medida, por eso dice que con la medida que midiereís seréis medidos. También nos manda a mirarnos a nosotros mismos, antes de levantar una palabra negativa, o destructiva contra otra persona. Por eso señala, como puede una persona sacar la paja del ojo de otro, cuando quien pretende cambiar, o criticar el defecto del otro, cuando a lo mejor su vida esta mas torcida. Se puede uno preguntar cúal es la viga que debo sacar de mi vida primero, y otra pregunta es con que autoridad, puedo criticar, o ver los defectos de otro, cuando no he revisado mi vida

Una de las cosas importantes que debemos tener en cuanta, para perdonar a otros es que DIOS nos perdono por medio de su hijo. Como no vamos a poder perdonar nosotros a los demás. Esto seria injusto de nuestra parte. Para reafirmarlo, el señor lo describe en San Mateo18-23, en la enseñanza, de los dos deudores.

"La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo" Juan 14: 27

Estoy para ayudarte, pide a Dios te libere de esa carga que llevas porque tu la has querido, liberate, no culpes a nadie, cambie tu actitud.

REDES SOCIALES

https://twitter.com/eduardoscoach

https://linkedin.com/in/coacheduardo

www.youtube.com/miliberac

www.facebook.com/DrEduardoSandoval 

www.skype.com/jvr.jes

Gmail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Cel: 408-726-6472  Houston TX.

 CONSEJERIA: Todos los dias. Houston Tx. (Orientacion espiritual y ministraccion personal)